IBEROS: Gaspar de Portolá

La página de noticias Madri+d se hizo eco recientemente de un artículo publicado por Álvaro van de Brule sobre la figura del militar Gaspar de Portolá, nacido en la provincia de Lérida en 1716 (falleció también ahí setenta años después).

Gaspar fue el primer gobernador de California, en aquella época en que la Baja y la Alta California eran algo así como el Alto y el Bajo Egipto pero en estado salvaje.

Portolá ocupó ese cargo durante cuatro años, entre 1767 y 1770.

van de Brule se queja en su artículo de que Portolá sea un desconocido entre sus compatriotas. Quienes han tenido la paciencia de leer la sección que este blog dedica de vez en cuando a los iberos, no se sorprenderán en absoluto de esa coyuntura. Mientras que su figura es reconocida en California estampando su nombre en parques, calles y colegios, aquí en iberia no hay apenas señales de su existencia.

España tuvo un sustancioso papel en la configuración de los Estados Unidos de América, pero es generalmente infravalorado o simplemente ignorado. Así, por ejemplo, el dólar dio sus primeros balbucientes pasos en la fábrica de moneda de México. Desde la península ibérica se envió abundante ayuda para su guerra de independencia. Tampoco se aprecia en su justa medida. Eso sí, Bernardo de Gálvez (otro gran desconocido por estos lares) fue invitado por George Washington, en señal de agradecimiento, a la celebración del día de la independencia.

Las aventuras de Portolá en la región de California tuvieron relación con las de otra interesantísima figura, Fray Junípero Serra.

El militar catalán tuvo que viajar a la Alta California para aplacar los belicosos ánimos de los residentes (si se les puede calificar así) allá por 1767. Careció del apoyo de la estructura organizativa de los jesuitas porque habían sido expulsados, por orden de Carlos III, de los territorios poseídos por la corona. De hecho, Portolá tuvo que asegurarse de que no quedase rastro de ellos por allí. Tuvo que tomar las riendas de la situación y actuar por su cuenta para organizar una infra-estructura que pusiera los puntos sobre la íes.

Monterrey, muy cerca de Carmel (el pequeño pueblecito del que fue alcalde Clint Eastwood) y actualmente lugar de culto para quienes desean ver ballenas, fue un enclave fundamental de las gestiones de Portolá en aquella región, a la que pudo llegar a través de dos expediciones bastante duras. Se puso en contacto con Serra para contribuir a mejorar la logística. El Padre tuvo que desplazarse desde Loreto, en Baja California.

En 1770 se construyó la Misión de San Carlos y el Presidio, gracias a la abundante financiación recibida desde la Vieja España. Increíble, pero cierto.

Me agradó saber que existe una Fundación ‘Gaspar de Portolá’ dedicada a atender las necesidades de integración de personas con discapacidad intelectual. Además, en su testamento quiso dedicar fondos para la construcción de una ‘Casa de Expósitos y Misericordia’.

Portolá se cuenta entre los últimos aventureros que contribuyeron a extender y afianzar las posesiones de la corona española por tierras hostiles. Fue, según aquellos que han estudiado su biografía, un buen soldado.

Es difícil sustraerse a la tentación de recordar un par de célebres frases.

La primera del Cantar del mío Cid:

“¡Dios, que buen vasallo, sí tuviera buen señor!”

(ese ‘sí’ es intencionado para significar ‘ojalá tuviera un buen señor’).

La segunda es de JFK:

No preguntes lo que puede hacer tu país por ti, sino lo que tú puedes hacer por tu país”.

Piensen en ello, si quieren o les apetece. Y nos vemos por aquí en unas semanas.


Read more...

Ganancias generacionales en el test de Raven: ahora somos más inteligentes

Se acaba de publicar en la revista ‘Intelligenceun meta-análisis sobre las ganancias generacionales en las distintas versiones del Test de Matrices Progresivas de Raven.

En los cálculos se consideran más de doscientos mil individuos de casi cincuenta países evaluados a lo largo de 64 años (entre 1950 y 2014). Esos cálculos consisten en consignar las puntuaciones alcanzadas por los individuos en el test según el año de publicación del correspondiente informe científico. Si en un informe de 1970, los individuos evaluados puntúan más alto que los individuos evaluados en un informe de 1950, entonces existe ganancia. Si en un informe de 2000 se puntúa más alto que en un informe de 1985, entonces existe ganancia. Eso producirá, en general, una correlación positiva entre el año de publicación y el rendimiento en el test: cuanto más reciente el informe, mayor la puntuación.

Por si se lo preguntan, la respuesta es sí, también se consideran datos de España (véase el enlace al material suplementario).


Estas son las principales conclusiones del meta-análisis:

-. Existe una clara ganancia generacional de inteligencia, tanto en los países desarrollados como en los países en vías de desarrollo, según la evaluación que permite obtener el test de Raven.

-. La edad de los individuos evaluados es relativamente irrelevante, es decir, los niños no han mejorado más que los adultos, aunque los autores no confían demasiado en este resultado (página 7).

-. La ganancia generacional es algo mayor para la escala del Raven diseñada para la población general (Standard Progressive Matrices, SPM). La relación entre las puntuaciones en el SPM y el año de publicación es de 0.53, mientras que para el APM (Advanced Progressive Matrices, es decir, la escala para individuos relativamente selectos) es de 0.34. No obstante, la correlación con la escala para niños (CPM, Colored Progressive Matrices) es de 0.19.

-. Los países en vías de desarrollo se aproximan a los desarrollados en sus puntuaciones en el test de Raven (SPM). De hecho, su figura 3 representa una puntuación similar en la actualidad para ambos tipos de países. Pero tampoco los autores lo tienen demasiado claro aquí: “una alta proporción de individuos evaluados en los países desarrollados logran la máxima puntuación en el test”. Esto sugiere un efecto techo, es decir, que los individuos evaluados en los países desarrollados no tienen margen de mejora.

Los meta-análisis parecen ahora el santo grial para extraer conclusiones confiables. Pero, a mi juicio, no pueden sustituir a los estudios de alta calidad. Los cálculos estadísticos pueden intentar controlar las divergencias entre estudios razonables y pésimos, pero esos cálculos pueden ocultar relevantes síntomas.

Un ejemplo de lo que quiero decir es que no tiene ningún sentido que la relación de las ganancias con el año de publicación sea menor en niños (CPM) que en la población general (SPM).

Otro resultado que no hay quien se crea es que los individuos evaluados en los países en vías de desarrollo puntúan ahora más o menos igual que los individuos evaluados en los países desarrollados.


Recientemente se publicó un artículo en esta misma revista, que, por cierto, cae en la categoría de ‘estudios de alta calidad’, que choca frontalmente con esta conclusión. Si tienen interés en conocer algunos detalles, vean mi comentario sobre ese excelente trabajo de investigación en este mismo blog.

En resumen, me cuesta apreciar la contribución de este informe al avance de la comprensión del fenómeno de las ganancias generacionales. Me cuesta mucho. La verdad es que seguimos sin tener ni idea de cuáles son sus causas.

En un artículo que publiqué hace algún tiempo en el diario El País puede encontrarse una breve discusión sobre el fenómeno que quizá les resulte de cierto interés. El mensaje principal es: una población más inteligente produce ambientes más complejos, pero el aumento intelectual no puede explicarse por la creciente complejidad del ambiente, si no queremos caer en un círculo vicioso.

El huevo siempre va antes que la gallina.


Read more...

Razonamiento humano y oscilaciones neuronales

Adam Chuderski es un científico polaco que trabaja mucho y bien dentro del campo de la psicología de las capacidades humanas y de la psicología diferencial. Aunque tenemos algunas discrepancias sobre algunas cosas, concordamos en otras. Hoy comentaré un ejemplo de las segundas.

Acaba de publicar un artículo en ‘Cognitive Psychology’ en el que estudia la relación de las oscilaciones neuronales con la capacidad de razonar. En concreto, explora el efecto de la proporción entre las ondas theta y gamma sobre el rendimiento en un test de razonamiento fluido.

Ya discutimos en este mismo foro algún trabajo sobre ondas cerebrales y su relación con las capacidades mentales.


Los autores de este artículo usan simulaciones y datos de individuos reales para averiguar si la sincronización theta/gamma puede ayudar a comprender el sustrato biológico de las diferencias de razonamiento. Me atrajo particularmente la idea de que la memoria operativa (working memory) se encuentra implicada en esa relación. En concreto, las variaciones de sincronización podrían explicar por qué algunos individuos pueden conservar representaciones más fiables de la información necesaria para aplicar los procesos de razonamiento. Esa perspectiva concuerda y sustancia nuestra hipótesis sobre por qué el almacenamiento temporal de la información (short-term memory) explica la relación de la memoria operativa con la capacidad intelectual.

Las oscilaciones neuronales estarían detrás de las conexiones entre piezas de información (binding features) que deben considerarse, tanto en las tareas de memoria operativa como al razonar. Las oscilaciones gamma que varían en frecuencia se usarían para codificar distintos tipos de información y la amplitud (power) de la banda gamma se relacionaría con el número de ítems conectados. La banda theta organizaría e integraría redes distantes, modulando bandas gamma para representar la secuencia de eventos.

Un modelo adecuado debe explicar las diferencias individuales en la capacidad de la memoria operativa (entre 1 ó 2 ítems y 6 ó 7 ítems). Las simulaciones apoyan la idea de que a medida que aumenta la complejidad de la tarea (el número de ítems a recordar) la proporción theta/gama sube de 2.1 a 5.7. Por encima de ese valor las oscilaciones son muy inestables.


Al razonar es necesario conectar relaciones entre objetos. Las conexiones, y no los ítems, incluyen importante información para llegar a una solución en una tarea mental compleja. Pero también permiten conservar en un estado activo la información relevante:

El modelo propone que existe un balance en la memoria operativa entre la estabilidad de las conexiones (a mayor inhibición, mejor estabilidad) y el número de conexiones (a mayor inhibición, menos número).
El valor óptimo de inhibición, es decir, el que permite mantener un número estable de conexiones, es responsable de la capacidad máxima del sistema.
No obstante, mantener la inhibición en niveles ideales es difícil para algunos cerebros”.

Una mejor capacidad de razonamiento podría relacionarse con el número de picos oscilatorios (ciclos gamma) en una fase de procesamiento (por ejemplo, durante la activación de las conexiones relevantes –ciclo theta). La proporción theta/gamma permitiría evaluar esas diferencias de capacidad: un mejor razonamiento vendría facilitado por un número mayor de picos gamma en un ciclo theta.

Las oscilaciones se sincronizan para conectar objetos según su papel en una determinada relación. Los procesos de inhibición permiten separar conexiones sucesivas. Los límites de capacidad de la memoria operativa son una propiedad intrínseca de los sistemas oscilatorios. No se puede escapar al dilema de ponderar la estabilidad y el número de conexiones. Algunos cerebros resuelven mejor que otros ese dilema.

La capacidad para mantener la información relevante en un estado activo y los procesos de inhibición son factores relacionados. La fuerza de la inhibición determinaría la capacidad, pero es el número de conexiones la variable que sustentaría la capacidad de razonar:

Lo que se necesita para razonar adecuadamente es una gran capacidad, no inhibición en sí”.

De ahí que la memoria a corto plazo sea un factor clave.

Finalmente, los autores se preguntan en qué regiones del cerebro serán particularmente relevantes las oscilaciones que subyacen a la memoria operativa y los procesos de razonamiento. Se decantan por regiones de los lóbulos parietales y frontales. En concreto, la corteza dorso-lateral, ventro-lateral y rostro-lateral prefrontal, así como el lóbulo parietal inferior.

Debe reconocerse que hay un sustancial nivel de especulación en esta perspectiva. Pero su simplicidad es particularmente atractiva para perseguir el reduccionismo que tanto hizo avanzar el conocimiento científico. La Psicología no es una excepción, mal que pese en algunos foros.


Read more...

FIRMA INVITADA: El final de la exploración espacial –por José Ignacio (Iñaki) Ascacibar

El próximo 14 de julio a las 11:50 UTC (13:50 hora peninsular), la sonda norteamericana New Horizons sobrevolará Plutón y sus lunas, para mandarnos las primeras imágenes del último planeta del Sistema Solar; el más lejano y el único que no ha recibido todavía la visita de una nave de exploración terrestre [No fue un gesto elegante cuando en 2006 la Unión Astronómica Internacional rebajó a Plutón a la categoría de planeta enano. Para mí siempre será el último planeta de nuestro sistema. Al menos hasta que descubramos otro más lejano]. Sin duda, enviará imágenes sorprendentes de este mundo. Responderá algunas preguntas y abrirá muchas nuevas,  pero nos dejará un sabor agridulce ya que será la última gran misión de exploración que veremos en bastante tiempo.

En el pasado, las sondas soviéticas Marsnik, Cosmos y Venera, y las norteamericanas Mariner, Pioneer y Voyager visitaron todos los planetas y nos mandaron impresionantes fotografías. Hoy varias naves sobrevuelan y recorren la superficie de Marte. Los orbitadores Messenger, Galileo y Cassini llegaron y siguen estudiando a Mercurio, Júpiter y Saturno, pero Plutón mantiene el encanto de lo inexplorado. Encanto que se desvanecerá en los próximos meses, y con ello el último rincón desconocido del sistema solar. Otras naves visitarán los asteroides, aterrizarán en los cometas y traerán muestras para su estudio, pero ya no será lo mismo.

La exploración espacial es costosa en tiempo y recursos. New Horizons se aprobó en 2001 y ha necesitado 14 años para llegar a su destino y unos 700 millones de dólares de presupuesto. Y eso a pesar de ser una misión de coste moderado que se puso en marcha como alternativa económica a la Pluto Express, cuyo coste rondaría los 2.500 millones de misiones más complejas como Cassini (Saturno) o Galileo (Júpiter). Con Rusia ocupada en problemas terráqueos, Europa siempre prudente en sus decisiones, y nuevas potencias como China o la India dando todavía sus primeros pasos en el espacio, la Nasa es la única agencia que mantiene un programa sistemático de exploración espacial, pero no parece que en estos momentos de crisis económica pueda permitirse una nueva misión de exploración espacial como las realizadas en años pasados.

El presupuesto de la Nasa, en porcentaje del gasto federal, ha ido disminuyendo desde el final del proyecto Apollo en los años 70. En 2015 es el 0,5% con un total de 17.500 millones, pero las misiones de exploración planetaria compiten con otros programas como el desarrollo de cohetes y naves para sustituir al transbordador espacial. En la década pasada, la Nasa (a veces asociada con otros países) lanzó 12 misiones a cuerpos celestes: GRAIL y LRO hacia la Luna, Messenger para el estudio de Mercurio, MRO, Phoenix, Curiosity, Spirit y Opportunity a Marte, Dawn y  Deep Impact para el estudio de Ceres y el cometa Tempel respectivamente, New Horizons a Plutón, y Juno que llegará a Júpiter en 2016. Sin embargo, en los próximos diez años sólo está previsto lanzar 5 nuevas misiones: LADEE a la Luna, MAVEN, InSight, y un rover marciano al planeta rojo, y OSIRIS-REx al asteroide Bennu. Sólo tres misiones planetarias y todas a nuestro cercano vecino Marte.

Poner en marcha una misión importante es costoso y requiere tiempo. Hay varios proyectos interesantes en estudio para explorar el océano de Europa, los geiseres de Encélado, volcanes de Ío, o los lagos de Titán, pero cualquiera de ellos necesita recursos que no han sido autorizados y que, incluso de ser aprobados ahora, no estarían despegando hasta la próxima década. Si a eso añadimos 10 años de viaje para alcanzar estos objetivos, al menos tendremos que esperar a la jubilación para poder ver algo parecido a lo que ocurrirá en julio cuando la New Horizons llegue a su destino.

La página oficial de la misión New Horizons:


Para conocer más sobre la misión y otros programas de exploración espacial:



Read more...

Web_Cams_Travel

Wikipedia

Resultados de la búsqueda

  © Blogger template Shush by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP